Micotoxinas y Rumiantes

Los rumiantes consumen pienso que puede que esté contaminado con micotoxinas. Las micotoxinas pueden encontrarse en todo tipo de piensos, incluyendo granos, maíz y forraje. Si incluimos derivados y metabolitos existen más de 500 micotoxinas distintas.

El hecho de que las dietas de los rumiantes estén contaminadas con distintas micotoxinas está comúnmente aceptado.

Las dietas complejas y las transiciones de los piensos que combinan forrajes, sub-productos y piensos fermentados presentan un riesgo a los rumiantes. La paja y otros materiales para las camas también pueden ser una fuente de micotoxinas

Las mayoría de los síntomas de la contaminación de micotoxinas vienen de effectos sub-agudos: baja productividad, tasa de crecimiento, conversión de pienso, volumen de leche y fertilidad o alta incidencia de enfermedades.

El ganado nunca podrá llegar a su máximo potencial si se ve afectado por micotoxinas. En el peor de los casos la leche y la carne podrían ser no aptas para el consumo humano si excedieran los niveles regulatorios permitidos en la cadena alimenticia.

Conoce tu riesgo, toma el control

Origen de las micotoxinas

Sistemas de piensos complejos como la ración total mezclada, usada normalmente por el ganado vacuno de leche, donde se combina el forraje, granos y otros piensos procesados, presentan un riesgo significante de exposición a múltiples micotoxinas.

Estos piensos pueden contener Deoxynivalenol (DON), Zearalenona (ZON), y Fumonisinas (FB1 and FB2), y pueden manifestar problemas de salud crónicos que afectan al rendimiento y la productividad.

Chopped Forage

Forraje

Los forrajes a menudo contienen los hongos Fusarium y Aspergillus.

El maíz, como es un cultivo de contenido energético alto, tiene un gran riesgo de contaminación con Aflatoxina y Fumonisina.

Wheat Grains

Cereales

Los cereales a menudo están contaminado con el hongo Fusarium que prefiere condiciones más frías y húmedas. Se conoce que la especie Fusarium produce las mycotoxinas tricotecenas y fumonisinas.

Straw Bale

Paja

La paja es un pienso común y material para las camas y a menudo se pasa por alto como fuente de micotoxinas. Los hongos responsables de producir micotoxinas en los cereales también pueden infectar los tallos de las plantas.

Los resultados de nuestro estudio de 2018 mostraron que la paja está a menudo contaminada por múltiples micotoxinas.

Effecto de las micotoxinas en rumiantes

Los síntomas más comunes de micotoxinas en rumiantes son:

Menor producción de leche

Calidad de la leche afectada

Problemas de salud en las ubres

Función ruminal afectada

Bajo crecimiento y peso corporal reducido

Inmunosupresión

Abortos y fertilidad reducida

Lesiones en la piel

Daño en el hígado y riñón

Problemas de locomoción

Salud de las patas

Estabilidad fecal

Los síntomas específicos asociados con las principales micotoxinas se muestran a continuación.

Las Aflatoxinas presentan una gran preocupación para la industria lechera. La AFB1 es una potente toxina carcinógena, se metaboliza en el hígado a AFM1 que también es un carcinógeno. La AFM1 puede pasar a la leche y causar problemas de salud graves en las personas. Por este motivo, los niveles de AFM1 en la leche están muy regulados en todo el mundo1.


Referencias

1.  Commission Regulation (EC) No 1881/2006

La habilidad del rumen de detoxificar las Fumonisinas es menor que para otras toxinas2.

Se sabe que las Fumonisinas causan daño al hígado y a los riñones3.


Referencias

2.  Fink-Gremmels, J. (2008). Mycotoxins in cattle feeds and carry-over to dairy milk: A review. Food Additives & Contaminants: Part A, 25(2), 172–180. https://doi.org/10.1080/02652030701823142

3.  Hussein, H. (2001). Toxicity, metabolism, and impact of mycotoxins on humans and animals. Toxicology, 167(2), 101–134. https://doi.org/10.1016/S0300-483X(01)00471-1

DON es la micotoxina más prevalente en el pienso de los animales rumiantes.

Aunque los rumiantes por normal general son menos susceptibles a una toxicosis aguda de tricotecenos, el impacto de los efectos crónicos puede ser significante4.

Problemas gastrointestinales, diarrea y un bajo crecimiento pueden ser el resultado de un rechazo del pienso5.


Referencias

4.  Morgavi, D. P., & Riley, R. T. (2007). An historical overview of field disease outbreaks known or suspected to be caused by consumption of feeds contaminated with Fusarium toxins. Animal Feed Science and Technology, 137(3–4), 201–212. https://doi.org/10.1016/j.anifeedsci.2007.06.002.

5.  Fink-Gremmels, J. (2008). The role of mycotoxins in the health and performance of dairy cows. The Veterinary Journal, 176(1), 84–92. https://doi.org/10.1016/j.tvjl.2007.12.034

ZON imita el estrógeno y como resultado puede causar problemas reproductivos como poca producción de leche, tasa de concepción baja o incluso abortos.

ZON se encuentra normalmente junto con DON en las muestras de pienso.


Referencias

6.  Zinedine, A., Soriano, J. M., Moltó, J. C., & Mañes, J. (2007). Review on the toxicity, occurrence, metabolism, detoxification, regulations and intake of zearalenone: An oestrogenic mycotoxin. Food and Chemical Toxicology, 45(1), 1–18. https://doi.org/10.1016/j.fct.2006.07.030.

Follow us